Significado de la selenita

La selenita, esa piedra tan mágica como transparente, imprescindible en cualquier sesión de meditación.

Puede llegar a formar los cristales naturales más grandes del mundo, y es portadora de una vibración fina y sutil que conseguirá aportarte una claridad mental como ninguna otra piedra energética.

Hoy vengo a hablarte de la selenita, la piedra sagrada en forma de cristal, ¿te vienes?

Piedra selenita

Qué es la selenita

La selenita es una variedad del mineral del yeso; está dentro de los sulfatos de calcio y se presenta en forma de cristales trasparentes o masas cristalinas. El color de este mineral selenita depende de su calidad, pudiendo ser más o menos trasparente y con una tonalidad blanco azulado.

El nombre de esta prodigiosa piedra no viene porque sea un habitante imaginario de la Luna, a pesar de que hay quien cree que proviene de nuestro satélite natural.

El nombre selenita se debe al tipo de reflexión, que es parecido a la luz lunar. Tiene su origen en la diosa griega de la luna, “Selene”.

Es una piedra que está muy extendida por todo el planeta. En España hay yacimientos de selenita en Teruel, Murcia y Zaragoza.

¿Sabías que...?
La selenita ya era utilizada por los romanos. La usaban para la fabricación de ventanas y lámparas.

Esta piedra mágica, también llamada piedra de la luna, tiene la virtud de aportarte claridad mental. Tenla cerca de ti cuando sientas la necesidad de aclarar tus ideas.

Características de la selenita

La selenita se presenta en la Naturaleza como una piedra fina, estriada y muy delicada; estas características son comunes a las que posee el cristal. Por eso, se le asemeja tanto.

Tiene una transparencia que la convierte en una piedra muy elegante, destacando su suavidad frente a otros minerales de la Tierra.

Las grandes planchas de selenita pueden dividirse en placas transparentes muy finas. Así era como la trataban en la antigüedad para utilizarla como usamos hoy el vidrio.

En la actualidad, la selenita se extrae de canteras y se usa como yeso común.

Piedra selenita azul

Sin perder ni un ápice de transparencia, esta piedra tan especial es capaz de cambiar de color debido a las partículas de los minerales que están en su interior. Aunque lo más habitual es encontrar esta piedra en su característico color blanco, el uso de la selenita azul en las prácticas de esoterismo la han convertido en la más famosa de todas.

También existen en la Naturaleza piedras de selenita rosa, selenita naranja, selenita verde e incluso selenita negra. Todo un festival de color.

La selenita es una piedra energética que está conectada con el mundo esotérico. Emite vibraciones muy sutiles y cuando entra en contacto con el séptimo chakra, el de la corona, te permite el acceso a la conciencia angélica.

Debido a su figura esbelta y con muchas curvas, canaliza unas vibraciones que dan lugar a la trasmisión de energías de alta frecuencia. Por ello es considerada una piedra espiritual; sin duda, posee todo lo necesario para convertirse en una piedra mágica.

Propiedades de la selenita

La piedra selenita emite unas vibraciones que abren los chakras coronario y coronario superior. Gracias a estas vibraciones tan especiales conseguirás un estado de paz y tranquilidad a niveles muy profundos.

¿Sabías que...?
En la Edad Media había muchos alquimistas que creían en el poder de la piedra selenita. Tal era su creencia que esta prodigiosa piedra se convirtió en una piedra sagrada.

Trabajar con selenita te ayuda a concentrarte mientras practicas meditación. Es muy eficaz para tu desarrollo espiritual.

Las propiedades curativas de la selenita tiene una importante repercusión a nivel energético:

  • Tener cerca de ti una piedra de selenita te ayuda a mejorar tu comprensión y la capacidad de tomar decisiones bajo un punto de vista mucho más objetivo.
  • En una gran fuente de inspiración que te facilita la claridad para ver las cosas mucho más evidentes.
  • Gran estabilizadora de tus emociones, esta bonita piedra de las mil capas consigue alinear todos tus chakras proporcionándote una agradable sensación de bienestar.
  • Está especialmente indicada para tratar problemas de tristeza y ansiedad. Llévala siempre contigo y serás capaz de afrontar tus días con total seguridad y confianza en ti misma.
  • Te aporta claridad de pensamiento ayudándote a disfrutar de una agradable sensación de plenitud y confianza.
  • Pon tu confianza en una piedra selenita y verás con mucha más claridad cómo puedes dar solución a todos tus problemas. Serás capaz de poner sobre la mesa todas las opciones posibles, eligiendo la mejor manera de resolverlos.

Bloques de piedra selenita

Usos de la selenita

Es una piedra tan versátil que puedes utilizarla para muchas cosas con unos efectos mágicos, como es ella. Veamos para qué sirve la selenita:

  • Gracias a su belleza puedes utilizar la piedra selenita como elemento decorativo de tu casa. Coloca unas cuantas piedras alrededor de tu hogar, en el exterior, y además de conseguir un efecto decorativo muy bonito, estás protegiéndote de las influencias externas negativas.
  • También puedes utilizarla en el interior de casa. Consigue un ambiente pacífico poniendo una gran piedra de selenita sobre la superficie que más te guste.
  • Cada vez que quieras meditar ten cerca tu piedra de selenita. Colócala en cualquier parte de tu casa, si no lo has hecho ya, y déjate llevar por su magia envolvente mientras tú te relajas.
  • Este cristal mágico que es nuestra piedra selenita te ayuda a limpiar todo lo que te rodea de cualquier energía negativa que esté provocando desequilibrios en casa.
  • Si colocas tu piedra selenita sobre el sexto chakra, el tercer ojo, conseguirás una concentración tan brutal que desarrollará tus capacidades telepáticas.
  • La famosa varita de selenita es utilizada en diversas terapias orientales, como Reiki o Feng Shui. Se usa al final de cada sesión con el fin de eliminar la energía desprendida, equilibrando las partes del cuerpo que has trabajado.
  • Úsala en tus lámparas de casa para armonizar todo el interior de tu hogar. Y es que nuestra piedra mágica de hoy emite iones negativos que resultan muy beneficiosos para ti porque limpian el ambiente de partículas tóxicas.

¿Tienes una piedra de selenita?, ¿cómo la utilizas?, ¡Cuéntanos!