Significado de la Perla

Significado de la Perla
5 (100%) 2 votes

Las perlas, también llamadas las lágrimas de la luna, son esas piedras semipreciosas que lucen bien en cualquier mujer y con cualquier outfit. De hecho, creo que cuando no tengo muy claro qué pendientes ponerme, siempre recurro a las perlas por lo bien que combinan con todo.

Han sido utilizadas desde siempre como adorno femenino. Los indios de América ya utilizaban las perlas dulces del río Mississippi para hacer collares, como adorno en los tocados femeninos, y también pegadas en algunos adornos de cobre.

¿Quiéres conocer el significado de una perla?, hoy te traigo todo lo relacionado con esta bonita piedra que crean algunos moluscos como arma de defensa, ¿te vienes?

Perlas blancas

Qué es una perla

Dentro de todo el significado de piedras preciosas, las perlas son las piedras semipreciosas que más éxito tienen por el significado simbólico tan espeial que las rodea.

Y es que además de darte buena suerte simbolizan la pureza, la castidad, la humildad y la inocencia; todo esto por la manera en como se forma esta gema preciosa.

El comienzo de una perla está dentro de algunos moluscos bivalvos, especialmente las ostras. Cuando detectan un objeto extraño dentro de su concha, que puede ser desde un parásito a una partícula de arena, comienzan a segregar una sustancia cristalina lisa y dura, el nácar, alrededor del objeto invasor.

Esto lo hacen como mecanismo de defensa; al no poder expulsar este cuerpo extraño de su concha, lo invaden durante años con esta preciada sustancia que, al cabo de capas y capas forman la bonita piedra que tantas mujeres adoramos, la perla.

Las perlas en el saco perlífero

¿Sabes por que las perlas tienen ese brillo tan característico? Estoy segura de que cuando hablamos del significado de perla, lo primero que te viene a la cabeza es el brillo tan característico de esta bonita piedra semipreciosa.

Como te digo más arriba, las ostras que se sienten invadidas por un objeto extraño comienzan a segregar el nácar para defenderse.

El nácar está formado por cristales microscópicos que están alineados perfectamente uno con el otro.

Con esta disposición de cristales, la luz que pasa a través del eje de un de ellos es reflejada mientras que el eje de otro cristal contiguo es refractada; el resultado de estos reflejos de luz produce un arco iris de luces y colores. Por eso, una perla posee ese brillo tan especial.

Curiosidad
El polvo extraído de las perlas ha sido utilizado por la medicina tradicional China para tratar trastornos del sistema nervioso.

Tipos de perlas

No todas las perlas son iguales. Estamos muy acostumbrados a verlas con forma esférica o simétrica (son las que se utilizan para la bisutería en forma de gota; estoy segura de que las has visto mil veces); también puedes encontrar perlas con formas irregulares.

En función de cómo se forman dentro de la concha de la ostra, las perlas pueden ser de tres tipos diferentes:

  • Perla quiste: es la que se forma en el saco perlífero y presenta una forma redondeada o con forma de pera.
  • Perla blister: es una perla que adopta la forma de media esfera y tiene nácar sólo por la parte superior.
  • Perla barroca: no tiene forma definida ya que es totalmente irregular.

Significado de madre perla

Ya sabes qué siginifica perla, pero ¿qué es la madre perla?. La madre perla, también llamado nácar de la suerte, fue utilizado por las brujas blancas durante varios siglos.

Se considera un elemento fundamental en la búsqueda de la felicidad. Si quieres tener paz y tranquilidad en tu vida, hazte con esta piedra y llévala siempre contigo.

La madre perla de una concha

El origen científico de esta bonita sustancia está en las paredes internas de las conchas de los moluscos. Es fácil que se confunda la madre perla con una perla propiamente dicha. Y es que son muy parecidas.

Pero, mientras que la perla está formada por capas de nácar, como te he contado más arriba, la madre perla es el resultado de la secrección de una sustancia por parte del molusco, para reparar los arañazos y roturas en su caparazón.

A simple vista, ambas piedras son muy similares. Presentan un color brillante con reflejos irisados; pero si te acercas notarás una clara diferencia entre el brillo “homogéneo” que irradia una perla, frente al brillo muy luminoso e irregular de la madre perla.

Variedades de perlas

Si bien en la antigüedad fueron consideradas como piedras preciosas, hoy en día resultan mucho más asequibles gracias a la gran cantidad de cultivos que podemos encontrar a lo largo de todo el planeta.

Las perlas cultivadas no siempre proceden de las ostras; en muchos casos, estas bonitas piedras han sido creadas por almejas, mejillones y otros moluscos.

  • Perlas Akoya: son perlas cultivadas en el mar que lleva su nombre, en Asia. Proceden de la ostra Pinctada Fucata Martensi y presentan una forma perfectamente esférica. Los colores de estas perlas varían entre el blanco, el crema y el rosado pálido. Y también hay diferencia en su tamaño, en función de donde son cultivadas. En Japón suelen sobrepasar los siete milímetros, mientras que en países como Corea, China o Hong Kong son más pequeñas.
  • Perlas de Tahití: están cultivadas en las cálidas aguas de la Polinesia francesa, dentro de la ostra Pinctada Margaritifera. Son perlas que llegan a tener tamaños de hasta trece milimetros y sus colores resultan tan exóticos que las convierten en las más codiciadas del planeta. Las tonalidades varían entre el dorado, el gris, anaranjado, azul y negro.
  • Perlas del Mar del Sur: son las perlas australianas criadas en la ostra Pinctada Maxima. Se cultivan en el Mar del Norte de Austrialia y también en Indonesia y Filipinas. Pueden medir hasta veintiocho milímetros, poseen una amplia gama de colores que van desde el blanco hasta el negro.
  • Perlas ampolla: se trata de perlas que se cultivan con formas determinadas; puede ser forma de pera, de corazón, incluso formas de amuletos como pequeños budas. Esto ya lo hacían en China en el siglo XIII. El truco está en hacer la forma que se desea dentro del molusco que la crea para que rellene el hueco con el nácar.
  • Perlas mabe: son las perlas blister que te comentaba antes. Están adheridas a la cara interna del molusco, de tal forma que solo se recubre media esfera de nácar. Son muy utilizadas en joyería precisamente por esta forma redondeada por un lado y lisa por el otro. Se cultivan principalmente en Australia, Indonesia y Japón.
  • Perlas de agua dulce: están cultivadas en ríos y lagos de China. Siempre presentan forma asimétrica y un tamaño entre los 3,5 y los 7 milímetros. La gran mayoría de perlas mabe son blancas, aunque también pueden ser rosadas.
  • Perlas freshwater: estas perlas también son cultivadas en agua dulce, principalmente en China. Aunque ya se conocen zonas de cultivo de la perla freshwater en Japón y Estados Unidos. Las Hyriopsis Cuingii son las encargadas de producir estas perlas de diferentes formas; se trata de una especie de mejillones nacarados de agua dulce que son capaces de producir estas bonitas perlas en grandes cantidades.
  • Perlas abalone: son las perlas más originales de todas. Producidas por un molusco que lleva su mismo nombre, las perlas abalone crecen en aguas tropicales y semi tropicales del océano Pacífico. Se localizan principalmente en las playas del norte de California. Se caracterizan por su forma irregular, normalmente alargada, y su color iridiscente en azul verdoso con tonos violáceos.

Perla del molusco abalone

 

La reina de las perlas, la perla de las reinas: La perla negra

Sin duda, la perla negra forma una exótica rareza de todas las perlas que encontramos en el planeta. También procede del cultivo, en este caso en la zona de Tahití y las islas de la polinesia francesa.

Es creada por el molusco bivalvo de labio negro denominado Pinctada Margaritifera que le confiere esa belleza tan especial y diferente. ¿Quiéres sentirte una reina con una perla negra?

¿Sabías que...?
La perla también es utilizada en la industria cosmética ya que posee unas propiedades que le confieren grandes beneficios.

Ayuda a mantener la piel juvenil debido a su acción en la aceleración del metabolismo; tonifica el cutis, elimina manchas, acaba con el acné y evita el enrojecimiento de la piel. Además se usa como exfoliante para disminuir las arrugas, mejorar la elasticidad de la piel y aclarar el tono.

¿Tú también eres de las que siempre tiene un par de pendientes de perla en su joyero?, ¿Cuál es tu perla favorita? ¡Cuéntanos!