Significado del Coral

Está asociado con el planeta Venus y el elemento agua. Este organismo convertido en piedra orgánica es considerado una piedra receptora de energía.

La piedra coral está vinculada con el despertar del primer chakra. 

Hoy vengo a hablarte del mineral coral, la piedra protectora de la fertilidad y la salud que es capaz de ahuyentar el mal de ojo. ¿Te vienes?

Qué es el coral

El coral no es una piedra mineral como estamos acostumbrados a verlas. Se trata de una formación biológica que crece muy lentamente, a razón de un milímetro por año, llegando a alcanzar grandes tamaños de sobra conocidos por todos en los arrecifes de coral.

Las grandes formaciones de coral llegan a desarrollar unas complejas estructuras de carbonato cálcico endurecido y coloreadas con pigmentos carotenoides.

No es una piedra preciosa especialmente duradera. En estado natural es fácil identificarla por su característico brillo totalmente mate natural, además de lo traslúcido de esta bonita piedra.

Se encuentra en ubicaciones de todo el mundo, aunque el 75% del suministro mundial de esta preciosa piedra se extrae en el Mediterráneo, en Torre del Greco, cerca de Nápoles (Italia).

¿Sabías que...?
Los corales de Hawaii, la costa japonesa, el mar Mediterráneo y el mar Rojo son considerados los mejores corales de todo el planeta.

A pesar de este dato tan revelador, existen yacimientos desde los que se extrae el coral en sitios tan destacados como el Mar Rojo,  las islas Midway, Japón, Australia o las islas Hawaii.

Los colores del coral y sus propiedades

La preciosa piedra coral presenta una gama de colores muy amplia. El más conocido es el coral rojo, no por ello menos bello que el resto; pero también puedes tener una piedra de coral salmón, blanco, amarillo o verde.

El coral noble tiene el color uniforme más deseado; sin embargo, a menudo muestra rayas o manchas de color blanco a rojo rosado. Aún así, no deja de ser una preciosa piedra llena de energía y muy vistosa para lucir en cualquier adorno de bisutería.

Coral de color blanco

Coral blanco: es la variedad más común de esta piedra orgánica.

El polvo de coral blando fue utilizado durante mucho tiempo para fabricar pasta dentífrica.

También es frecuente encontrar una bonita ramificación de este mineral coral, como elemento decorativo.

 

 

Coral de color rojo

Coral rojo: es la especie más común que se extrae del mar Mediterráneo para proveer la industria joyera de los países asiáticos.

Está considerado como un poderoso amuleto para los videntes.

Muchas civilizaciones antiguas lo consideraban una piedra protectora de las malas energías. Era considerado un regalo de los dioses y tanto hombres como mujeres llevaban un trozo de este bonito coral rojo como amuleto en su pecho.

Puedes utilizar el coral para...
El coral atrae la suerte a tu casa. Coge un trozo de piedra coral y pásalo por todas las paredes, puertas y ventanas mientras lo giras en el sentido de las agujas del reloj. Una vez hayas frotado tu casa con el coral colócalo en un lugar importante y deja que actúe su magia.

Coral de color rosa

Coral rosa: es el color que más me gusta para el mineral coral.

Está muy ligado a la protección de las mujeres durante su embarazo y mientras dan a luz.

Además, ayuda a proteger a los niños aliviándolos de posibles cólicos y llantos provocados por cualquier tipo de angustia.

Coral de color naranja

Coral naranja o coral anaranjado: este bonito mineral coral, además de resultar muy vistoso posee unas propiedades muy interesantes.

Desarrolla el sentido de la realidad y ayuda a resolver conflictos internos que pueden provocarte depresión, además de alejarte de la realidad.

Te ayuda a enfrentarte a situaciones complicadas como un examen, una entrevista de trabajo y, en general, todo aquello que pueda ponerte en alerta y nerviosa.

Como ves, todas las fotos de coral son tan bonitas que es difícil elegir un color. ¿Cuál elegirías como amuleto?

Puedes elegir uno de cada color, porque también tienes piedras coral de otros colores; está el coral amarillo y el coral verde, por ejemplo.

Al venir del mar, la piedra coral tiene vibraciones positivas y es fuente de vida y acción.

Cómo limpiar la piedra coral

El mineral coral es una piedra más delicada que cualquier otra piedra preciosa conocida. Como te he comentado más arriba, el coral es una piedra no demasiado duradera.

Sigue estos consejos para tener siempre limpio y cuidado tu coral:

  • El coral es especialmente sensible con el calor. Es fácil que vaya perdiendo su color con el paso del tiempo. Para evitar que pierda su vistosidad, te recomiendo que evites exponer tu piedra de coral al sol durante largos períodos de tiempo.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura o provocarás un importante deterioro en tu piedra coral.
  • No utilices limpiadores agresivos para limpiar tu piedra de coral. Lejías, amoniaco y ácidos podrían estropear tu piedra de coral.
  • Si vas a ponerte un collar de coral no utilices perfume sobre él, y tampoco laca del pelo. Te aconsejo que te perfumes un buen rato antes de ponerte tu collar. Y, aún sí, trata de echarte mucha cantidad de perfume, y sobre todo que no sea muy fuerte.
  • Cuando necesites limpiar tu piedra de coral, hazlo lavándola en agua tibia y utilizando un jabón neutro, como champú para bebés. Enjuaga bien tu piedra de coral bajo el grifo con agua tibia para eliminar los residuos de jabón.
  • Para secar tu piedra de coral no la frotes. Coloca con suavidad un paño de algodón que absorba la humedad, y déjala secar totalmente al aire libre.
  • Si quieres limpiar el polvo a tu piedra de coral y no te apetece mojarla, ten mucho cuidado. Te recomiendo que utilices un plumero, ya que si frotas con un paño puedes pulir la piedra. Y perdería ese brillo mate natural tan característico.
  • Evita llevar encima tu piedra de coral cuando estés realizando cualquier tarea doméstica o cuando practiques deporte. Es una piedra muy delicada y podría arañarse con cualquier roce.
  • Guarda siempre tu piedra coral en una bolsita de tela o envuelta en un paño. No dejes que se roce con otras joyas de tu joyero porque podría rayarse.

¿Tienes tu piedra de coral?, ¿cómo la utilizas?, ¡Cuéntanos!